El jueves 25 de enero, a partir de las 13 hs, el Servicio de Fonoaudiología del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur, llevó a cabo un Taller para pacientes con Disfagia y sus familiares.

La disfagia se define como la dificultad para el paso del alimento desde la boca al estómago. Puede originarse por alteraciones estructurales que dificulten la progresión del bolo, o por trastornos funcionales que obstaculicen la propulsión del mismo, la reconfiguración orofaríngea durante la deglución, o la apertura del esfínter esofágico superior. Estas alteraciones funcionales se relacionan frecuentemente con algunas enfermedades neurológicas y también con el envejecimiento.

La prevalencia de disfagia funcional en los pacientes con enfermedades como ACV, TEC (traumatismo encéfalo craneal) y otras enfermedades del Sistema Nervioso Central oscila entre el 45% el 60 % aproximadamente. Por otro lado, los problemas de deglución en personas mayores son muy prevalentes.

La disfagia orofaríngea dificulta la alimentación y se relaciona muy estrechamente con la deshidratación, desnutrición y la bronco-aspiración, pero, además, complica la administración de la medicación oral. Es un síntoma de alta prevalencia entre los pacientes que concurren al Servicio de Fonoaudiologia, en ocasiones puede pasar desapercibida o se minimiza su alcance debido a la magnitud de otros déficits. Sin embargo, la aparición de complicaciones secundarias empeora el pronóstico aumentando la morbimortalidad; interfiere en la recuperación funcional y supone un impacto negativo sobre la calidad de vida de estas personas.

La detección del problema es el primer paso para un diagnóstico correcto. La instauración de medidas terapéuticas con carácter precoz, puede evitar la aparición de estas complicaciones.

El taller tuvo como objetivo concientizar a los familiares sobre las alteraciones deglutorias que se presentan en los pacientes, sus consecuencias y la importancia de cumplir las indicaciones suministradas por los profesionales.

Teniendo en cuenta prevalencia de disfagia en los pacientes del Instituto, es que el Servicio consideró necesario realizar este taller para poder acercar el conocimiento de esta patología a los familiares y que a su vez puedan tomar noción sobre las severas consecuencias de no llevar a cabo las indicaciones brindadas por el profesional.

El Dr. Cragnaz se manifestó a favor de este tipo de prácticas, y expresó “poder brindarles herramientas a los familiares es muy importante. Muchos de nuestros pacientes inician su tratamiento en el Instituto y luego lo continúan de manera ambulatoria en sus casas, y que el familiar sepa que hacer en cuestiones asistenciales básicas, siempre colabora a la rehabilitación y a la seguridad de todas las personas.”