JEl miércoles 22 de agosto, se realizó en el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur, Juan O. Tesone, la presentación de la Actualización del Protocolo de Evaluación y Certificación de la Discapacidad.

Durante la jornada el equipo de la Agencia Nacional conformado por la Lic. Gabriela Covache, Dra. Ma. Laura Tomé y la Lic. Silvina Fucks, expusieron los alcances del nuevo protocolo de Certificación; el abordaje territorial sobre el acompañamiento de la persona en situación de discapacidad y su familia; el trabajo en la adecuación del sistema de carga y de la normativa; y la evaluación de los factores contextuales y situación de dependencia de la Persona con Discapacidad. Este nuevo protocolo, entrará en vigencia a partir del 3 de septiembre de este año y tiene como objetivo, mejorar los datos relevados, para lograr optimizar las acciones directas e identificar dependencias y vulnerabilidad de las personas con discapacidad.

La implementación del nuevo protocolo plantea una mayor especificidad en los indicadores para poder georeferenciar la discapacidad con vulnerabilidad y así poder desarrollar acciones específicas en pos de la plena integración de la persona con discapacidad y su grupo familiar en la sociedad.

El Dr. Cragnaz, Director de I.Na.Re.P.S., se manifestó a favor de esta capacitación, expresando la importancia que tiene, “mantenerse actualizado en las clasificaciones colabora a optimizar la vida de nuestros pacientes. En el Instituto, siempre buscamos trabajar desde las tres partes que conforman la rehabilitación, prevención, tratamiento e inclusión social, y el certificado colabora a esta última. Este documento, permite ejercer derechos y acceder a prestaciones previstas por la leyes nacionales 22.431 y 24.901. Es un documento personal, único y de validez pública totalmente gratuito y beneficia en cuanto a la cobertura en salud, garantizando un acceso del 100% en las prestaciones que requiera en relación a su discapacidad, incluyendo medicamentos, equipamiento, tratamientos y rehabilitación. En cuanto a transporte, garantizando los traslados gratuitos en el transporte público, exención de pago de peajes y libre estacionamiento, en los lugares permitidos, independientemente del vehículo en el que se traslade la persona. A su vez, suma beneficios en cuanto a asignaciones familiares, exención de impuestos, etc. Actualmente en I.Na.Re.P.S. nos avocamos al otorgamiento de C.U.D. para nuestros pacientes, ya que hace unos años, notamos esa deficiencia, entregábamos certificados a muchas personas, pero la mayoría de nuestros pacientes no lo tenían, y debían esperar largo tiempo para conseguir un turno. Considerando que debemos abogar por una atención y un servicio de excelencia para toda la sociedad, creemos que primero debemos poder lograrlo con nuestros pacientes, por eso nos tomamos un tiempo para que nuestra junta evaluadora solo se dedique a las personas con historia clínica en el Instituto”.

Y agregó “para ello, mantenernos actualizados y poder brindar un espacio de formación para las demás juntas, es fundamental. Primero para nosotros poder brindar un servicio de excelencia, y segundo, dado que actualmente solo evaluamos a personas con historia clínica en I.Na.Re.P.S., poder brindarles el espacio a las demás juntas y que puedan capacitarse, para ellos también brindar el servicio de excelencia que las personas con discapacidad merecen”.

Dicha convocatoria tiene carácter de obligatoriedad, siendo requisito una posterior evaluación, para la continuidad en las Juntas Evaluadoras.